Bienvenidos

Georges Brassens (1921 - 1981) fue un autor y compositor francés de extraordinaria relevancia. Sus canciones han sido traducidas a muchos idiomas, de allí su influencia sobre los autores de canciones argumentales de todas partes. Escénicamente era muy sobrio; se acompañaba sólo con guitarra y apoyo de contrabajo. Compuso muchas canciones de elegante precisión verbal y original temática; el retrato de personajes olvidados, el rescate de la lealtad, y el reflejo de la sociedad con un tinte de sarcástico humor son la clave de su estilo. Aquí publico unas versiones en español de las canciones de Brassens, ¡cantables! cosa que requiere reelaborar los textos más allá de la traducción literal, respetando el argumento, la métrica, el acento de las frases, y usar rimas que evoquen el sonido original. Propongo estas, mis versiones, con su audio y, en algunos casos, el vídeo ilustrativo. Adelante; estais invitados.

Tormenta en la pila de bautismos

Tempete dans un bénitier

Buen temporal se pudo ver
En la pila de los bautismos
Al Pontífice con los obispos
Y un caos como el de Babel
Ay cómo se les ocurre
Clérigos de camarín
Sin el latín sin el latín
La Misa nos aburre
En el sagrado convite
De pronto así como así
Sin el latín sin el latín
No hay magia que palpite
El rito que nos subyuga
Se parece a un folletín
Sin el latín, sin el latín
Y los fieles se fugan
Díselos tú, Virgen Santa
Que es por ese berretín
De esta liturgia que espanta sin el latín
No soy el único, pardiez!
Desde que esta regla se hizo
Que al oficio de los domingos
Sólo va si llueve, tal vez
Ay cómo se les ocurre
Clérigos de camarín
Sin el latín sin el latín
La Misa nos aburre
Por renunciar  a lo oculto
Ya no se oirá el retintín
Sin el latín, sin el latín
Del dinero del culto
Al llegar la primavera
Hasta el menor serafín
Sin el latín, sin el latín
Se escapará de juerga
Díselos tú, Virgen Santa
Que es por ese berretín
De esta liturgia que espanta sin el latín
Cuervos rabiosos del altar
Que carcomen la noble rama
De la cruz a donde se encaraman
Y se han venido a posar
Ay cómo se les ocurre
Clérigos de camarín
Sin el latín sin el latín
La Misa nos aburre
El vino que nos reúne
Se cambiará en copetín
Sin el latín, sin el latín
Perdiendo sus virtudes
En Lourdes, Sete o en Parma
O en un lejano confín
Los párrocos sin el latín
Perdieron toda gracia
Díselos tú, Virgen Santa
Que es por ese berretín

De esta liturgia que espanta sin el latín