Bienvenidos

Georges Brassens (1921 - 1981) fue un autor y compositor francés de extraordinaria relevancia. Sus canciones han sido traducidas a muchos idiomas, de allí su influencia sobre los autores de canciones argumentales de todas partes. Escénicamente era muy sobrio; se acompañaba sólo con guitarra y apoyo de contrabajo. Compuso muchas canciones de elegante precisión verbal y original temática; el retrato de personajes olvidados, el rescate de la lealtad, y el reflejo de la sociedad con un tinte de sarcástico humor son la clave de su estilo. Aquí publico unas versiones en español de las canciones de Brassens, ¡cantables! cosa que requiere reelaborar los textos más allá de la traducción literal, respetando el argumento, la métrica, el acento de las frases, y usar rimas que evoquen el sonido original. Propongo estas, mis versiones, con su audio y, en algunos casos, el vídeo ilustrativo. Adelante; estais invitados.

LA REPARACIÓN



LA REPARACIÓN

Como pasa en casi todos los hogares del planeta
Una lista de tareas se acumula sin cesar
Algo que se descompuso por desgaste natural
Simplemente por el uso, por rotura accidental...
Son esas cosas que siempre se rompen
Aunque uno implore que no destrocen,
Pero es inútil, los demás no cuidan nada
Porque ellos no lo tienen que arreglar!

Obstinado como soy por las cosas de la casa,
Fui durante la semana preparando el material
Además la obligación más sagrada del varón
Es la de ponerle el pecho a cualquier reparación,
Pues para estos problemas hogareños
De ningún modo hace falte ser un genio;
Sólo es preciso ponerse con empeño,
Inteligencia y practicidad.

Comencé por reparar una mancha de humedad
Que era más o menos como el mapa del Canadá
Era cosa de picar un poquito, nada más,
De tapar la pinchadura y de nuevo revocar
Y a poco de empezar rompí otro caño!
El plano del arquitecto era un engaño,
Pero evité el incremento de los daños
Cortando el agua de la llave principal.

Ya se sabe que al momento en que las cosas se complican,
Lo que más nos dignifica es demostrar serenidad
Sobrellevando además la ansiedad de los parientes
Que te miran con angustia y con incredulidad;
A todos esos que casi nos suplican
Hay que mostrarles que uno es solvente,
Que no se asusta al primer inconveniente,
Que no se achica a la primer contrariedad.

Por lo tanto, acto seguido, sin pensarlo mucho más,
Me dispuse a ubicar una leve pérdida de gas
Ya llevaba largo rato de buscar con el olfato,
Y acudí con gran cautela a la ayuda de una vela,
Y qué decir, si el hallazgo fué al instante
Con una fuerte explosión del termotanque!
Pero evité un desenlace fulminante
Cortando el gas de la llave principal.

Ignorando una avlancha de improperios en mi contra
Sobre un par de interruptores puse manos a la obra
Era cosa nada más de mirar bien el circuito
De copiarlo en un papel y cambiar el modulito...
Pero se vé que el eléctrico fluído
No se adaptó al nuevo recorrido,
Y en medio del apagón que sobrevino
Corté la luz de la llave principal.

Luego de estas imprevistas situaciones que relato
Ya no había condiciones apropiadas de trabajo
Y tampoco era prudente sostener a la familia
Sin calor ni agua caliente, ni comida ni energía.
¡Y pese a todo no me siento fracasado!
(después de todo, sólo soy un abogado)
Me fuí a un hotel, después de haberles demostrado
Que no soy de esos que les falta voluntad.