Bienvenidos

Georges Brassens (1921 - 1981) fue un autor y compositor francés de extraordinaria relevancia. Sus canciones han sido traducidas a muchos idiomas, de allí su influencia sobre los autores de canciones argumentales de todas partes. Escénicamente era muy sobrio; se acompañaba sólo con guitarra y apoyo de contrabajo. Compuso muchas canciones de elegante precisión verbal y original temática; el retrato de personajes olvidados, el rescate de la lealtad, y el reflejo de la sociedad con un tinte de sarcástico humor son la clave de su estilo. Aquí publico unas versiones en español de las canciones de Brassens, ¡cantables! cosa que requiere reelaborar los textos más allá de la traducción literal, respetando el argumento, la métrica, el acento de las frases, y usar rimas que evoquen el sonido original. Propongo estas, mis versiones, con su audio y, en algunos casos, el vídeo ilustrativo. Adelante; estais invitados.

Le nombril des femmes d'agents de police

El ombligo de las mujeres de los agentes de policía


Ver el ombligo de la esposa de un milico no es acaso
Desde la estética un evento relevante, pero el caso
Es que hubo un viejo en mi ciudad sufriendo porque no podía
Verle el ombligo a la mujer de un agente de policía

Ya me hago viejo, dijo el hombre y en el curso de mis días
Le vi el ombligo a muchas damas de toda categoría
Mujeres de sepultureros , carboneros  y  la cría…
Pero jamás le vi el ombligo a la mujer de un policía

Mi padre ha visto los ombligos de mujeres de gendarmes
De las mujeres de inspectores mi  hermano  supo del charme
Mi hijo vió el ombligo de la amante de Su Señoría
Y yo jamás le vi el ombligo a la mujer de un policía

Así gemía tristemente aquel anciano venerable
Cuando la esposa de un agente que allí estaba, muy amable
Le dijo que pondría fin al gran suplicio que sufría:
"Ya mismo usted verá el ombligo a la mujer de un policía"

Aleluia dijo aquel  viejo mi tormento ha terminado
Gracias sean dadas al Buen Dios, veré mi sueño realizado
Y se agachó bajo el vestido de la dama que  pondría
Ante sus ojos  un ombligo de mujer de policía

Mas por desgracia y por efecto  de la angustia y la noticia
De llegar a la meta tras cincuenta años de codicia
La muerte allí lo sorprendió sobre el abdomen de la tía
y no logró verle el ombligo a la mujer de un policía