Bienvenidos

Georges Brassens (1921 - 1981) fue un autor y compositor francés de extraordinaria relevancia. Sus canciones han sido traducidas a muchos idiomas, de allí su influencia sobre los autores de canciones argumentales de todas partes. Escénicamente era muy sobrio; se acompañaba sólo con guitarra y apoyo de contrabajo. Compuso muchas canciones de elegante precisión verbal y original temática; el retrato de personajes olvidados, el rescate de la lealtad, y el reflejo de la sociedad con un tinte de sarcástico humor son la clave de su estilo. Aquí publico unas versiones en español de las canciones de Brassens, ¡cantables! cosa que requiere reelaborar los textos más allá de la traducción literal, respetando el argumento, la métrica, el acento de las frases, y usar rimas que evoquen el sonido original. Propongo estas, mis versiones, con su audio y, en algunos casos, el vídeo ilustrativo. Adelante; estais invitados.

El tío Archibald

Ustedes los que hablan de más
Los buscavidas, haraganes,
Profetas
No esperen ya que el tío Archibald
La cuenta les venga a saldar
De su fiesta

Corriendo detrás de un ladrón
Que algunas horas le robó
A su tiempo
Fué el tío Archibald, tipo de suerte,
De su majestad la Muerte 
Al encuentro

Mujer de muy poco pudor
Solía hacer la calle por
El cementerio
Tentando a los hombres de bien
Alzando más de lo decente
sus lienzos

En son de burla el Tio Archibald
Le dijo: ” Vete  a hacerte inflar
la osamenta
Estas mujeres descarnadas!
Las prefiero un poco más
Corpulentas!”

La Muerte entonces se enojó
Y en un momento que  se abrió
la mortaja
Blandió su hoz de segador
Y lo mató de un golpe con
su guadaña

Como el no parecía contento
Ella le dijo “hace tiempo
Te espero
La cita entre nosotros dos
Ya fue prevista desde tu 
Nacimiento"

Si  tú me dejas abrazarte
la  vida te será más
Apacible
Resguardo  voy a darte yo
De los carnívoros y los
Insufribles

No tendrás miedo de opinar
Podrás gritar la “Abajo la
Dictadura”
Y cuando te pinte cambiar
Podrás gritar “que vuelva la
Mano dura”

Tu tiempo de tonto acabó
Ya nadie más va a aprovechar
Tu simpleza
No sufrirás la humillación
No volverás nunca a agachar
La cabeza

Y mi tío siguió detrás
De la bella que no era ya
Tan odiosa
Y véanlos, del brazo van
Como quien quiere celebrar
una boda

Ustedes los que hablan de más
Los buscavidas, haraganes,
Profetas
No esperen ya que el tío Archibald
La cuenta les venga a saldar
De su fiesta