Bienvenidos

Georges Brassens (1921 - 1981) fue un autor y compositor francés de extraordinaria relevancia. Sus canciones han sido traducidas a muchos idiomas, de allí su influencia sobre los autores de canciones argumentales de todas partes. Escénicamente era muy sobrio; se acompañaba sólo con guitarra y apoyo de contrabajo. Compuso muchas canciones de elegante precisión verbal y original temática; el retrato de personajes olvidados, el rescate de la lealtad, y el reflejo de la sociedad con un tinte de sarcástico humor son la clave de su estilo. Aquí publico unas versiones en español de las canciones de Brassens, ¡cantables! cosa que requiere reelaborar los textos más allá de la traducción literal, respetando el argumento, la métrica, el acento de las frases, y usar rimas que evoquen el sonido original. Propongo estas, mis versiones, con su audio y, en algunos casos, el vídeo ilustrativo. Adelante; estais invitados.

La princesa y el rascatripas

La princesa y el rascatripas (la princesse et le crocque-notes)

Antes, donde hoy se halla este jardín
Era una zona poblada de mil
Ruines  casuchas inauditas
Ruinas que no eran romanas ni ahí
Y en cuanto a la fauna que habitaba allí
Era la selección más florida

Lo más granado de la sordidez
Míseros, vagos y réprobos que
Rivalizaban en sus taras
Dueños de nada y ente ellos también
Un rascatripas a lo que le dén
Un desahuciado atrás de su guitarra

Adoptada por esta legión
Una pequeña hada floreció
En  medio de aquella bajeza
Como la habían hallado una vez
Abandonada en un regio moisés
Era que la llamaban “princesa”

Cuando una tarde se sube, que horror,!
En las rodillas del buen trovador
Y al rascatripas así le pide:
Ruborizándose un poco, nomás:
“Tú eres quien amo y si quieres podrás
Besar mi boca y lo que sigue…”

“- Espera un poco princesa, no ves,
No tengo pasta de sátiro, pues
Tú tienes trece y yo pasé los treinta
Gran diferencia y no tengo el calor
Como para ir a enfriarme a prisión…
-Pero, verás que nadie se da cuenta…”

-No insistas ya, dijo en tono mordaz
No eres mi tipo de chica y  demás
Mi corazón quiere a una más grande”
Y la princesa corriendo partió
Y la Princesa llorando partió
Herida por aquel desplante

No hubo ningún abuso de menor
El rascatripas temprano partió
Sin despedirse, en la carreta
De los gitanos rascando un cuplé
Pero  al pasar por allí años después

Tiene la sensación que lo lamenta