Bienvenidos

Georges Brassens (1921 - 1981) fue un autor y compositor francés de extraordinaria relevancia. Sus canciones han sido traducidas a muchos idiomas, de allí su influencia sobre los autores de canciones argumentales de todas partes. Escénicamente era muy sobrio; se acompañaba sólo con guitarra y apoyo de contrabajo. Compuso muchas canciones de elegante precisión verbal y original temática; el retrato de personajes olvidados, el rescate de la lealtad, y el reflejo de la sociedad con un tinte de sarcástico humor son la clave de su estilo. Aquí publico unas versiones en español de las canciones de Brassens, ¡cantables! cosa que requiere reelaborar los textos más allá de la traducción literal, respetando el argumento, la métrica, el acento de las frases, y usar rimas que evoquen el sonido original. Propongo estas, mis versiones, con su audio y, en algunos casos, el vídeo ilustrativo. Adelante; estais invitados.

Con toda mi cordialidad



Sauf le respect que je vous dois, 1972

Hablemos del gobierno si a ustedes el tema los motiva.
Por más que estas cuestiones a mi mucho no me cautivan
Háblenme de esas cosas y no me habré de enardecer...
Pero háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

Cantores que provocan a la musa voluptuosa
Poetas galanes que lamen el culo de Venus, la diosa
Autores refinados que dicen dar el corazón...
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

Hasta hace poco fui defensor de la no violencia
A mi agresividad la había transformado en paciencia
Pero todo ha cambiado mi compañera era una zorra...
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

La antigua triste niña ni padre ni madre tenía
Con su capita roja fue toda una amarga ironía
Seguro iba a llevarle una torta a su abuelita...
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

La esperé toda una tarde la esperé hasta la aurora
La esperé todo un año por poco la espero hasta ahora
Se encontró con un lobo que con nada la sedujo...
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

Cupido, ese cabrón, que no salga a la calle, más vale.
La punta de su flecha estaba mojada en curare,
En un filtro hecho en el caldero de una bruja...
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

Así como es frecuente con esas flores vistosas
Que tras su belleza ocultan una alimaña viscosa
Esta margarita una tarántula escondía...
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.

Qué el séptimo cielo sobre mi pobre cabeza se hunda
Y la desilusión me lleve hasta la misma tumba
Las últimas palabras que exhalarán de mi ataúd son:
Háblenme de amor y así lograrán que les pegue,
Con toda mi cordialidad.